Ruta da vila

A Cruz – Rutinas del puerto

Muxía se asienta en una península. Su situación permite al visitante rodear el núcleo urbano en un trayecto circular que comienza en el mirador de A Cruz, al lado de la playa del mismo nombre. En esta primera etapa, el caminante llegará hasta el puerto, pasando en el camino por el monumento al muxián Gonzalo López Abente, el poeta del mar. Allí se puede disfrutar del ajetreo de los marineros que marchan o vuelven a tierra después de la pesca.

López Abente, el poeta do mar

Pasamos por el ayuntamiento, por la calle de la Marina y por la calle Real hasta llegar a la plaza de la Constitución, centro del antiguo núcleo urbano. Aquí se celebraban antes el mercado y las fiestas patronales, ahora trasladadas a la explanada del puerto.

Las pequeñas casas de una altura son la vivienda tradicional muxiana y las antiguas casas de hidalgos, que se reconocen por los escudos de sus fachadas. En el lado contrario, está el puerto.

Encamínate ahora por la calle Virxe da Barca hacia el santuario.

El secadero de congrio de Os Cascóns

Justo a los pies de la iglesia de Santa María tienes una vista de la ría de Muxía-Camariñas.

Del otro lado de la costa, está la villa de Camariñas, la capilla de la Virgen del Monte y el cabo Vilán. A la izquierda se ve la desembocadura del río Grande y las playas muxianas.

Los secaderos de congrio de Muxía son los únicos en funcionamiento de toda España. Su método de producción es artesanal.

Sigue este paseo por la orilla de la ría hasta el santuario de la Virgen de la Barca.

El mirador de O Corpiño

Al llegar ves el santuario de un lado y la casa rectoral del otro. Si rodeas el recinto del santuario por detrás de la casa rectoral, verás el pequeño faro de la punta de la Barca. Para disfrutar de una buena panorámica sube al mirador de O Corpiño.

Para volver a la villa, pasa por delante de la escultura A Ferida, recuerdo de la catástrofe del Prestige, y sigue en dirección a la parte occidental de Muxía por la Atalaya. Detente a la altura de una fuente a mano izquierda antes de las primeras casas.

El camino de A Pel

En la fuente de A Pel se aseaban los peregrinos y romeros antes de entrar en el santuario.

Para ir a la fuente, busca una gran roca de forma circular y partida, baja por el sendero hacia ella y después gira a la derecha. Llegarás a tu destino después de bajar unas escaleras de piedra o por una de las entradas laterales.

Se ve el campanario del santuario de la Barca, la escultura A Ferida. Y del otro lado del mar, el monte Facho, el Cachelmo y la punta de A Buitra. Incluso se divisa el faro Vilán.

Encamínate hacia los secaderos de A Pedriña.

Secadero de congrio de A Pedriña

Si llegas cuando los congrios estén a secar eres afortunado, debido a que puedes contemplar la última etapa de un proceso artesanal. El congrio se limpia, se lava con agua de mar, y se corta a la mitad en sentido longitudinal. El último paso, antes de colgarlo en las cabrias -estructuras de madera- es hacerle los agujeros en toda la pieza en sentido horizontal a la espina dorsal.

Mira hacia el frente y dirígete a la playa de cantos rodados que ves en la distancia. Allí está la plaza de O Coído, la última parada de esta ruta.

O Coído, zona cero

En el Coído se sitúa la zona cero del desastre del petrolero Prestige. En esta plaza puedes ver una escultura y una exposición de fotografías, dentro del edificio de usos múltiples, que homenajean a las miles de personas que colaboraron en las tareas de limpieza de la costa.

Cerca de aquí, en la calle Matadero se encuentra la casa natal de Ramón Caamaño, fotógrafo de Muxía, que inmortalizó con su cámara la vida de la Costa da Morte. Ve en dirección al puerto y volverás al punto de partida de la ruta y al mirador de A Cruz.

  • Ruta en la villa a pie.
  • Trayecto:
    • A Cruz.
    • Rutinas del puerto.
    • López Abente, el poeta del mar.
    • Secadero de congrio de Os Cascóns.
    • A Barca y el mirador de O Corpiño.
    • Camino de A Pel.
    • Secadero do congrio de A Pedriña.
    • O Coído, zona cero.
  • Longitud:
    • 3 kilómetros.
  • Dificultad:
    • Baja.
  • Duración:
    • 1 hora.
  • Punto de inicio: Mirador de A Cruz.
  • Punto final: Plaza de O Coído.